10/9/07

Google, el insaciable

Su crecimiento ha sido tan rápido y vertiginoso que puede causarle envidia hasta el mismo Bill Gates. Nos referimos a Google, el motor de búsqueda preferido por los usuarios de internet, que de la mano de una diversificación notoria en el campo de los negocios ha crecido a pasos agigantados. Y es precisamente el papel que ha venido jugando Microsoft en el campo de las nuevas tecnologías y de la comunicación, lo que lleva a muchas personas a tener sentimientos encontrados con respecto al notorio éxito de Google. Por un lado están los que admiran a dicha empresa, porque la consideran el vivo ejemplo de la invención y la creatividad, pero están quienes le temen porque su ansia de diversificación parece seguir los caminos de la referida empresa de Gates.También están los que hablan y defienden a Google, porque consideran que varios de sus servicios, empezando por su buscador, son el ejemplo del altruismo que acompaña a las empresas de internet y de las nuevas tecnologías, de quienes piensan que los buscadores son espacios que tienen por misión ayudar a los otros, a los usuarios, más que buscar un beneficio personal de quienes lo crearon o son dueños de los mismos. Eso puede sonar muy bonito, pero no es así. Recientemente la revista inglesa The Economist ha dicho algo cierto: la principal contribución de Google a la sociedad no radica en sus donaciones o inclinaciones filantrópicas, su bondad tiene menos que ver con el altruismo empresarial, ya que la materia prima de su servicio es, precisamente, difundir sitios y contenidos generados por millones de personas y/o empresas en el planeta. Así al ayudar a las personas a encontrar información (gratuita) también permite o logra que los anunciantes de Google promuevan más eficazmente sus mercancías de una manera dirigida, alcanzando nichos y audiencias específicas. En ese sentido se puede decir que Google afianza cada día un voraz negocio informativo que camina aceleradamente a la confección de datos privados de las personas, por lo que sin duda alguna representa un riesgo grande para los usuarios de dicho recurso informativo, cuestión que a mediano plazo la puede hacer mucho más temible que el insaciable monstruo llamado Microsoft.

1 comentario:

PROFESOR COCCA dijo...

TERMINAREMOS TODOS ASI

Estimados : como Profesor Universitario, de la Universidad Kennedy. Dictaba cinco asignaturas, entre ellas, Ejercicio y Administración Farmacéutica. Con mas de 50 excelentes alumnos, inquisitivos, ávidos de adquirir conocimientos, mi misión además de enseñar Legislación Farmacéutica, era explicarles como es esta actividad comercialmente, tal es así, que como trabajo practico averiguamos al azar el costo de un descongestivo nasal en gotas, droga base nafazolina, tiempo en el mercado mas de 40 años, consultado el proveedor mas importante de drogas para la industria farmacéutica, dio el costo por frasco, 0,03 centavo, precio de venta 11,25 pesos, ganancia por unidad 37500 %, por supuesto esto no tiene parangón con ninguna actividad licita, a todo esto se me invita el 5 de junio de 2007 al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, donde se realizaron unas Jornadas sobre “ Ética y Medicamentos “ estando presentes, legisladores, funcionarios gremialistas , las Cámaras Farmacéutica que supuestamente no habían sido invitadas, pero ahí estaban en segunda fila, farmacéuticos, etc, finalizada la Jornada se podían exponer posiciones de cada uno que quisiera hablar, yo fui uno de ellos y en particular me dirigí a las Cámaras de la Industria a los que tenia a pocos metros, el drama es la accesibilidad de nuestro pueblo a los fármacos, se nos mueren compatriotas, en particular niños ,muchos de ellos muy pequeños y esta gente sin ninguna culpa gana el 37500 %, esto es un escándalo de proporciones y el Estado debe y puede solucionarlo, no puede hacerse el distraído .

La respuesta a mis palabras no se hizo esperar, no para intentar solucionar el tema sino para sacarme del medio. Me cito mi Decano Dr, Capon Filas y La Directora de Farmacia Farmaceutica Magariños, y con un discurso Kafkiano e hiriente, me sacaron la cátedra de Farmacia, días después todas las demás, no estoy arrepentido, no puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

Como curiosidad mi ultimo sueldo, aguinaldo incluido fueron 231 Pesos.

Lo saludo cordialmente.

Profesor Universitario.

Eduardo Marcelo Cocca

e-mail : profcocca@gmail.com


ESTOS SON LOS MAIL DE LAS PERSONAS RESPONSABLES DE MI SEPARACION DE TODAS MIS CATEDRAS, ES A LOS EFECTOS DE QUE SI ALGUIEN LES QUIERE DECIR ALGO.
UN FRATERNAL ABRAZO A TODOS
EDUARDO COCCA

Dr. : Rodolfo Capón Filas caponfilas@fibertel.com.ar

Farmacéutica : Maria del Carmen Magariños
magarino@biol.unlp.edu.ar

mcmagarinos@fibertel.com.ar

Rectorado


rectorado@kennedy.edu.ar


Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a
ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.